domingo, 13 de junio de 2010


Como si pudiese saber que te ronda...

Deja que caiga el hielo
Te puedo regalar esta sonrisa,
pútrida si quieres,
como todo lo que tocas.

Que amarillee el cielo.
Se caeran las costras
y volvera el viento,
barriendo lo que un día viste,
borrando lo que admiraste.

Esa musa se volverá de piedra,
será todo lo que odias y maldices
y se desnudara de todos los harapos
que un día fueros besos y halagos.

Será como no predijiste,
pues al fin y al cabo no eres
ni seras dueño de tus pecados.

_Mey_

2 comentarios:

Alessa dijo...

Hola, di con tu blog. Me ha gustado, me ha gustado mucho! y Uff! La pintura de Lori.

Ps. C. Alma dijo...

Me ha encantado esto que escribiste.
Me ha llegado como uno de mis propios pensamientos.

Por aqui estare pasando.

Cordialmente invitada a mi blog.