jueves, 3 de septiembre de 2015

Anglicismos

 
Abundan mendigos y malos entendidos,
Comuniones de compromiso y citas con papeles mojados.
Sobran los motivos por los que este relato
No tiene más futuro que un simple suspiro.

Despiertan las flores ocres de la ilusión
Para morir al término del atardecer
Y recordar que el año que viene
Tal vez haya otra hornada que rememorar.

Otro día especial que acaba sabiendo a ceniza,
Un alma perdida más que busca un parterre adecuado,
Campos de minas sórdidos y nublados
Que terminan en una palabra en tus labios: "Lie".

Anglicismos fuertes y descontrolados 
Que en ocaciones mitigan el peso de su significado.
O que tal vez antecedan una vida anhelada
Por la que nadie ha ofrecido nunca nada,
Por la que nadie confia si llegará a materializarse.

Porque la comodidad de un entorno adorable
Es mejor que enfrentarse a morir bajo el peso de un hogar.
Con la salvedad de acatar normas y preceptos,
Con la excepción de colar pensamientos estridentes,
No sea que pierdas tu vida al andar sin preguntar antes de tropezar.








Escuchando: Peces de ciudad



_Mey_