martes, 3 de febrero de 2009

No hay mayor que recordar los tiempos felices desde la miseria. Dante Alighieri.
El mundo, con sus halagos, es un ladrón que con mano cruel nos va robando las delicias que nos esperan en el cielo. Jacinto Verdaguer.