domingo, 4 de enero de 2009

Camino a Santiago (5ª parte)

De este día hay poco recogido por parte de la cámara de mi hermana, pero por suerte, este fin de semana pude hacerme con las fotos de otro de nuestro grupo de caminantes, Ale.
Y es que en este día nos acabamos dividiendo y por parte de mi hermana… bastante tenia con sus piernas como para andar haciendo fotos, así que recurriré en su mayoría a las de Ale.



Primero, una visual del patio del colegio donde nos quedamos, en Villafranca del Bierzo.

Aquí tenemos una visual del mismo pueblo antes de abandonarlo subiendo una gran cuesta hacia las montañas en vez de arriesgarnos a ir por la carretera.
Y en un camino que se nos hizo eterno y que quemó a mas de uno, llegamos a un pueblecillo perdido cercano a una gasolinera y donde decidimos coger un taxi para ir más rápidamente a nuestro ya pensado destino sin hacer sufrir mas las piernas de Helena.
Pero dos del grupo, pudiendo caminar perfectamente, siguieron andando, con el aliciente de que nosotros les llevábamos en el coche lo prescindible para ahorrarles peso.
Pasaron por paisajes que ojala los hubiéramos visto de primera mano, pero las circunstancias eran esas.
Supongo que aquí se hartarían de mosquitos.
Solo se que tuvieron que acelerar el paso para llegar lo antes posible y poder coger sitio en el albergue antes de que se llenara. Por suerte, el que lo llevaba nos dejo guardarles el sitio con la condición de que llegaran a tiempo antes de que tuviera que utilizar las plazas. Fue el único que tuvo ese favor con nosotros porque no es algo usual en los albergues.
Y bueno, mientras tanto mi hermana en cama a base de pomadas y yo y Jose comprando comida y cena para cuando llegaran y el resto del tiempo a sus pies, pendientes de cada una de sus necesidades, pensando lo que hacer el día siguiente, que se mostraba más difícil.
Y lo que finalmente se hizo fue que nos quedamos allí un día más, para quela lesionada se recuperara y de paso nosotros descansáramos, que no nos venía mal.
Descansar o hacer el tonto, como bailotear tipo hobbyt (está en un video T.T), todo ello segun la energia que tuviera cada uno.
Y para terminar, aquí tenéis una imagen del albergue del pueblo llamado "La Faba", que a mí me recordaba a fabada pero bueno xD el caso es que nos salvó la vida varias veces. Gracias, encargado alemán^^.
Esa noche contactamos con mis padres para preguntarles si podían subirse para encargarse de mi hermana y nosotros seguir o si seguir como hasta ahora, llevándola en taxi. Principalmente, hasta que llegaran cuando pudiesen, la solución fue el taxi, al día siguiente me tocaba perderme la travesia pero bueno, prometía ser por poco tiempo, sino se nos iría en taxi todo el presupuesto.

Espero que haya gustado, no quería dejarlo aparcado, lo que haré sera resumir mucho aunque sea ya algo atrasado pero ya lo acabo jejej.
_Mey_