jueves, 26 de junio de 2008

A flor de piel

Pecho oprimido, el que antaño respirara limpio
Nudo en la garganta, la misma que aclaró tu suspiro
Manos torpes e inútiles, las que ayer viajaban contigo
Y ojos ausentes, los que hoy miraban la razón de su brillo.
Y sin mirarte te veo
Y sin rodearte te siento
Aunque solo note aire al lado
Aunque solo me bese el viento.
Aprendí a imaginar más allá de lo cierto.
Paisajes inertes, si no estas igual no los siento.
Un montón de palabras y cero momentos
Que me hagan sonreír a unos nuevos días negros.
Días cortos y noches de milésimas de segundos
Pasan antes unos ojos llorosos y ausentes del tiempo.
Por resistir su transcurso no se consigue mayor gozo.
Y sin mirarte te recuerdo
Y sin tocarte te palpo
Exprimiendo tu esencia al máximo
Como si dejar de existir fuera cosa de segundos.