miércoles, 22 de octubre de 2008

Va por mí.

En un dia como hoy, en el que me siento egocéntrica y para nada vieja me lo quiero dedicar a mí misma. Es una manera de decir que para mí son ya 20 otoños y que aunque haya de todo, como a todos les pasa, me alegro de lo que me tocó, sea mucho o poco. El primer paso es agradecerlo todo en vez de pedir más o quejarse, me alegro porque sucedió o lo tuve.

Y puede que desde los 18 empezara la cosa a cuajar hasta hoy; si mejora, bienvenido sea, si se queda así pues también. Puestos a comparar.... prefiero no hacerlo, que es peor, aunque a veces sea inevitable.

Y la cosa queda resumidamente en muchos sueños sin cumplir y algunos de peso realizados. Algunos los conservo y otros los degusté, que al perderlos por circunstancias vuelven a ser sueños más fuertes aún o que ni siquiera existían. Puede que sea que al igual que con cada persona viene una cancion o un grupo, con otras vienen además ambiciones que desconocías que tenías, que te caen del cielo, por lo que sea pierdes pero una vez probado lo quieres volver a conseguir... En mi opinión sin sueños no hay vida, no hay ganas de seguir adelante, así que aunque tengas más de los que podré cumplir con el tiempo, me alegro de que existan y están ahí.

No hay más que añadir salvo que un saludo a todos los que me seguis, nuevos o de siempre, gracias... de una soñadora.

_Mey_