domingo, 18 de octubre de 2009

Miopía mental


No se han creado palabras para describir
El error arropado de mil perdones,
La sensación de infinitas decepciones
Que pueden martillear en tu pervivir.

Pero los pedazos en los que se parten
Con cada lágrima que dejo caer
Y cada reproche que disparo contra la pared
Rebotan más a sangre y plomo, y crecen.
Y mientras crecen suspiro de desencanto,
De miedo y espanto al notar que no percibo
Más que flechas envenenadas de espejismos,
De razones malsanas que dañan el alma
Y que no son más que agujas creadas
Por un resorte interno que ríe hacia dentro
Y marca con cadenas de hierro.

Lo maldigo cada vez que me replicas
Sin maldad o pensamiento de lo que lanzas
A esa diana que es imán automatizado,
Preparado para hervirme entre letras.

Me consuelo con saber que lo conozco
Y me muero al contribuir en tu destrozo.
Vomito sin poder tragar a fondo,
Obligando a respirar a soplos cortos
Y a relatarte mi mapa detallado de enojos.




_Mey_