lunes, 29 de octubre de 2007

Despedida

Hermano Sol, hermana Luna
Que acompañais aunque este perdida
Que me envolveis en un fondo azul y negro
Que como a mí, iluminais su cielo.
Hacedle entender lo que pienso y siento
Que no seguiré jamás sus pasos
Que no deseo más sus besos
Que mi cuerpo no anhlena sus abrazos
Que mi mente se cansó de felicidad a retazos
Que me cansé de esperar lo imposible de un amor falso.
Me rebaje hasta tal punto por una ilusión
Mi mente no pudo borrar un recuerdo, lo transformo en eco
Un eco de lo que fuí y fue
De lo que creí y desesperé
De lo que aprendí y conservaré.
Hermano Sol, hermana Luna
Que fuisteis mi inspiración primera
En un mundo que no dejaba vivir
En un momento en que solo podía sufrir y sentir,
Decidle que ya no volverá a ser así
Que volé con mis ideas lejos de allí
Que no es ya mi fuente de sufrimiento
Que todo cambio y mejoro por el momento
Que no pensare jamás en ello.