martes, 18 de septiembre de 2007

Unico Deseo


En una habitación desconocida
Bajo la protección de la más absoluta soledad
Sin saber lo que se avecina
Esperando sin esperanzas que desista mi maldad.

Nadie pidió mi opinión
Desde que ocurrió fui llevado a este recinto solitario
Se convirtió en mi prisión
Por el simple hecho de no poder sentir nadie a mi lado.

Mis ojos ya no te ven
Mis oidos ya no te oyen
Mis manos ya no se mueven
Mi voz grita a duras penas:

Dejadme morir
Dejadme elegir
Mi vida es mi muerte
Sufrimiento incesante
Soledad asfixiante
La nada nace a mi alrededor

Todo lo que vivi lo recordaré
Todo lo que sentí y aprendí lo conservaré
Aún cuando ya no esté
Aún cuando desde algun otro lugar espere

Si estás aún ahí te lo agradezco
Si huiste no te lo reprocho
No puedo sentirte más
Me hundo solo en la oscuridad.
Mis ojos ya no te ven
Mis oidos ya no te oyen
Mis manos ya no responden
Mi voz grita un único deseo:

Dejadme morir
Dejadme elegir
Mi vida es mi muerte
Sufrimiento incesante
Soledad asfixiante
La nada vive a mi alrededor

¿No veis que esto es un suplicio?
¿Que si no siento mi vida no tiene sentido?
Con toda razón lo pido
Dejadme marchar si no puedo sentirme vivo.

Dejadme morir
Dejadme elegir
Mi vida es mi muerte
Sufrimiento incesante
Soledad asfixiante
La nada será mi ejecutor.