miércoles, 22 de noviembre de 2006

A ti, que estás en la lejania



Llegaste de improviso
Llegaste sin buscar
Llegaste sin pensar

Como un tesoro hayado
Como un regalo no esperado
Como del cielo caido

Pense que pasaría como usualmente
A los dias harias como quien no me conoce
Pero por suerte mis impresiones derrumbaste

Muy pronto empece a cogerte cariño
Seguidamente vinieron los celos por tenerte compartido
Corage por no ser más abierta contigo

Pero me mostre como soy
Con mis defectos y mis dudas
Y me llegaste a comprender
Y a la vez a sorprender

Dos tan parecidos pero tan distintos
No eres mi reflejo, tampoco mi contrario
Tu día es alegre, el mio pesimista
Tu dia es gris, el mio optimista

Si estoy por los suelos eres el pilar más cercano
Y varias veces he maldecido que vivas tan lejano
¿Porque las personas que me importan, aun lejos, me echan una mano?
¿Porque, si no hago nada, obtengo tanto favor desinteresado?

Egoísta de mí por haberte a veces abandonado
Y tú sigues sacandome mis miedos tendiéndome la mano
Culpable me siento por no poder estar a tu lado
Perdóname por divagar en mi mundo, por ayudarte no haber sabido
Perdóname por no darme cuenta antes de lo que he encontrado
Disculpame si a veces a mi palabra he faltado

Ahora ya sé como te sientes
Siento que como tú pocos me entienden
Al igual que siento en mi carne lo que compones

Significas mas que unas palabras
Más que unos consejos
Más que unos textos

Gracias por ser así
Gracias por estar siempre ahí
Gracias por animarme a seguir
Gracias por hacerme emocionar y sonreir
Gracias y más gracias a tí.