miércoles, 17 de junio de 2009

Renacer

Como ayer, el sol se despierta

Araña el rostro y retoza mientras te desespera.

Como ayer, la música suena

Mis oídos saben escuchar y creer que escuchan.


Pero el canto tenue de esa sirena murió

Ahogada entre su propia felicidad

Mezclada con los desperfectos y la distancia.

El idioma ya no es el mismo y no sabe cantar

El andar recuerda un día y un lugar

Pero se han alejado de lo que conoce.


La caricia de esas uñas bien cuidadas,

La risa que otorgaba contagios repentinos,

Lo natural de un abrazo o de dar la mano

Se lo lleva un destino

Se lo lleva un camino distinto.


El mar frio no endulza tus escamas,

El cielo que observas no te deja soñar,

Y una pantalla electrónica no es tu objetivo

Para recrearte en un lugar que no es el tuyo.


Se desmorona a retazos un mundo adornado

Mostrará el presente recalentado

De un verano que acaba y empieza en tu renacer.







A mi sirenita eterna, mi salvación.





_Mey_