sábado, 24 de abril de 2010

Entre tazas porcelanosas


Forjé mi imagen a base de tragedias
Entre cuento y cuento vi esperanza
De reencontrarme con mi locura,
Con tu ducha fortuna aniñada,
Con tus pasos acharolados y juguetones.

Tu sueño no es más que mi vivencia
Si es así, locura trastorna tu mente de niña.
Tu mundo inquirió un submundo
En el que todo te necesitaba para vivir,
Todo y nada podía ocurrir.

Mi reloj se apaga en este momento,
La mantequilla no surte efecto
Y veo a través de esta taza porcelanosa,
De esos posos de te fríos,
Esperando esa calida voz desconcertada:
La respuesta a mis enigmas,
El futuro de nuestra existencia.


_Mey_