miércoles, 9 de febrero de 2011

Halo


La única diferencia entre un capricho y una pasión eterna es que el capricho suele durar algo más.
WILDE, Oscar




Caprichos...















Espinitas....



















Que más da como se llame si igualmente convive con nosotros aunque sean los compañeros más invisibles del mundo.



Estan ahí cuando los necesitas, acuden y te recuerdan otra posible dicha.









La inseguridad de un nuevo error no tiene cabida en ese momento, en dicho momento solo realizas teoremas imposibles que quieres creerte.






Todo envuelto en un halo neblinoso azulado...