domingo, 24 de enero de 2010

Sorbo temporal


Por si un día nos cansamos de ser dioses en la tierra
Por si desistimos algún día de dar saltos entre cometas
Recordad estas palabras:

Me encantó haber conocido y mutado en veleta.
Hallé más diamantes en tus vellos que en cualquier mar encendido
Pero se apagaban con cada palabra desnaturalizada.
No queráis entender este galope de caballo salvaje
Se pierde cuan sombra entre riscos de simiente.

No es motivo a encender continuamente esa vela
La corriente que la apaga es viajera y azarosa.

Solo os pido, rosa que engalana mis mañanas y pesadumbres,
Que no se acalle vuestro instinto al que me amoldo,
Que no remitan las nubes de vuestra tormenta infinita
Vuestro goteo de dicha que da respiro e ilumina mi semblante.
No queráis que salga de la locura verdegris de la que procuro alejarme.

Cada palabra que aquí os brindo
Puede ser un sinsentido en vuestra cabeza.
Dejad sin embargo que bailen sin vergüenza
En vuentra existencia duramte un corto lapso de tiempo.
Así, al menos, de alguna forma, podré robaros más el pensamiento.





Parece que hace un milenio que deje este rinconcito... Malditas tareas...
Un saludo a quien siga visitando ;)



_Mey_