domingo, 11 de octubre de 2009

Castigo

Esos retazos amargos
Esas caras largas y brazos muertos
Ese cielo gris y espeso.

Rememoran que estuvo presente
Que la mente lo pintó así
Y que ella así lo comprende.

Pero si mirando con otros ojos
Cae entre nubes que puede alquilar
O amaneceres que ociosos
Admiran su necesidad de envalentonarse
Y mostrarlos como gráficamente le piden,
¿Porqué se contenta con protegerse el rostro
Con falsas espectativas de un mundo
Más complicado de lo que el resto concibe?

Forjada queda la nueva espectativa
Y a retazos se cae el pigmento envejecido,
Esos ojos cristalinos se pueden quebrar
Para mostrar el verdadero mundo
Sin ser perfecto pero neutral.

En un estado de languidez mental
Desplaza sus pensamientos al aire
Documentación aparte y experimental
Para escapar del verdadero culpable:
Su visible homogeneidad de autoflagelarse.





_Mey_