lunes, 18 de junio de 2007

Renovación

Con una mirada despertaste al interés
Con una sonrisa alegraste a la alegría
Con una palabra deslumbraste al oido
Alma que despiertas de tu letargo de vacío
Alma que abandonas la soledad trocito a trocito
Alma que revives, dame lo que es mío
Con una mano reactivaste al tacto
Con un abrazo alentaste al cariño
Con un beso creaste a la confusión
Alma que despiertas de tu letargo de vacío
Alma que abandonas la soledad de tu destino
Alma que revives, dame lo que es mío
Con una caricia traiste a la ternura
Con una visita arrancaste la duda
Con una sintonía otorgaste la admiración
Alma que despiertas de tu letargo de olvido
Alma que abandonas la soledad de tu destino
Alma que revives, dame lo que es mío
Has despertado a la locura
La vida que se escondía tras la duda
El miedo a ser feliz se desnubla
Calma, amor, vida, paz...