lunes, 6 de abril de 2009

Camino de Santiago (6º parte)

Bastante tiempo hacía que no seguía esta reseña. Ya sea por pereza o falta de tiempo resulta que han pasado varias entradas desde que relate la estapa anterior. Así que como si de un capítulo se tratase os haré un resumen:

Un día de descanso en un albergue. El dueño no dejó quedarnos dos dias, cosa inusual.


Y todo ello era porque mi hermana se lesionó la rodilla y tenía que reposar para poder continuar. Así que como podíamos permitirnoslo, dejamos pasar un dia, y nos quedamos en el pueblo descansado y mientras tanto que ella mejorara mientras buscabamos una solucion si la cosa no se iba con ese día de margen.
Pero el día de descanso llegó a su fin, las amistades que hicimos siguieron su marcha el primer día. Y esperando verlos porteriormente seguimos con la esperanza de que todo volviera como al principio.

Pero finalmente el nuevo tramo, el más bello pero duro según decían, O Cebreiro, no nos estaba reservado para nosotras dos. Pues lo mejor para no empeorar el estado de la lesionada era ir hasta el proximo pueblo acordado en taxi, y yo con ella a petición de mis padres hasta que pudieran venir a por ella.

Y estas fotos hablan ya por sí solas de lo hermoso que era esta entrada en Galicia por la puerta grande.
Mientras tanto, nosotras tuvimos que conformarnos con ver todo por el tramo de carrerera. Donde por suerte se nos brindaba esta vista, que tampoco estaba tan mal. Al ser las fotos de uno de los que fueron andando...se ve que su subida al monte también merecio la pena al acompañarles dicha panorámica.
Pero lo que hubiera dado por meterme otra vez entre estos bosques...O ser como esta señora y compartir la caminata con las vacas... aunque una de las del grupo las temiera.. U.U
O sentirme como una hobbit durante un momento acechada por un jinete nasgul... (muy friki, pero así fue todo nuestro camino xD)
O encontrarme con dicho arbol, aunque solo tuviera que necesitarlo para pedirle indicaciones...

(detalle de flecha amarilla en el tronco)

Pero tras un largo día de caminata (supongo bien) llegaría el deseo de que detrás de cualquier casa se encontrara el destino esperado...

Yo y mi hermana, mientras tanto, solo teniamos que preocuparnos de esperar y desear que llegaran a tiempo para coger sitio en el albergue municipal (el mas barato, 3€, puesto que ninguno alli era parroquial, es decir, gratis)


Detalle curioso del destino esperado (Triacastelas, o lo que es lo mismo, Tres Castillos, en la proxima enseño fotos).

Finalmente, tuvieron que pararse a comer en un pueblo cercano, y llegaron por la tarde. Los responsables del albergue no guardaban sitio de ninguna manera, así que alli nos instalamos nosotras dos. Cuando ellos llegaron sólo tenían una opcion. Los albergues privados (más caros y con mas comodidades, por suerte) o un polideportivo que abría las 7. Así que con ellos pasamos el tiempo hasta que a la hora de cenar nos fuimos cada uno a descansar.
El día siguiente volvía a ser de descanso, esperabamas tener suerte de nuevo. Lo bueno es que mis padres ya venían en camino. Un día más y el resto seguiría su curso...
Continuará...

5 comentarios:

lantiss dijo...

¡¡Qué bonitas las vaquitas!! ^-^

Gittana dijo...

Wow!!!! que hermoso viaje princesa!!!! y las fotos esta super molas!!!!

Te envidio... y yo aqui trabajando...

sigue niña... sigueeee!!!!

y mas fotitos!!!

Chocolate dijo...

Que viaje!

Espero saber que pasa después.


Saludos :)

David dijo...

oSTRAS, SIEMPRE HE QUERIDO HACERLO. pERO ESTOY GUARDANDO PARA rUMANIA, JAJA. eS MÁS CHULO. sALUDOS!

Dragonfly dijo...

Me encantan las fotografías... espero hacer un día un recorrido así de hermoso.

Besos ;)