viernes, 7 de julio de 2017

Chill

Como un alma perdida que vuelve a su hogar
O un hijo pródigo que vuelve sin saldo y apaleado
Con cabeza gacha y arrepentidas maneras.

De esta guisa acude mi persona a las letras
Que siempre arropan, que nunca pesan
Ni juzgan, ni dan ultimátums
Simplemente dejan fluir lo que de otra forma
Implosiona por dentro como un volcán 'arrebatado'.

Problemas que nunca fueron abandonados
Llaman a tu mente a porrazos
La falsa tranquilidad que encontraras año atrás
Vuelve la cara ante tu forma de enfrentarla
Como una falsa droga que te duerme momentáneamente.

Y es que no es tan fácil como te lo venden
Eso de enfrentar cambios radicales de basis
Sin anestesia ni medios externos,
Sin trabajo constante en ellos
Creyendo que esa tarea se terminó hace tiempo.

Puedes arrebatarte ámbitos o personas
Puedes disfrazarlo de ansias por buenos momentos
Puedes incluso aprender a disfrutar los pequeños detalles
Pero los problemas siempre volverán a nacer
Y tu respuesta no está preparada si en vez de entrenarla
Duerme superprotegida por una falsa cura paternizada.

Dejemos de crear exteriotipos y malentendidos
Copiando viejos hábitos que ya fueron exteriorizados
Y apaliados por quien en general creíste que erraba.
No todo es blanco o negro en este mundo de grises errores
Y relativas formas de disfrutar o dejarse amargar.

Escucha el silencio musical que te rodea
Encuentra tu santuario personal
Pero admite tus errores antepasados
Que un día dieron de cabeza a quien no debía enfrentarlos.
La única diferencia es que ahora el peso no es compartido
Pero la mierda que un día arrojaras te viene de vuelta.

No te atribuyas todo el peso del mundo ignorando el tuyo.
Simplemente trabaja en tu propia calma y negatividad,
En tu forma inhumana de preocuparte por liliproblemas
Y deja de lado la paranoia de creer que todo será peor.
Busca soluciones en vez de ahogarte en tu vaso de chupito
Y asiente por esta vez que esa vieja alma tenía razón
Al dejarse quemar más de media vida por tu desazón.

De otra forma dejarás tu peso compartido entre nuevas personas
Que no tendrán ni la menor paciencia de lidiar contigo
Ni ataduras físicas por las que permanecer ayudando
Pues la primera persona en ayudar es un pozo de incertidumbre
Que un día les explota en la cara y al siguiente les da su alma.
Tal nivel de bipolaridad tóxica no lo soporta ni el más cuerdo
Puesto que poca cordura dejó a su paso esta maltratada sombra
De lo que a saber donde dejó su risa e inocencia para con todos,
De lo que a saber nunca pudo encontrar de nuevo para ser plenamente feliz
Sin miradas atrás o con ansias de crear maldad, donde solo hay desconfianza.

Vacía tu mente de animal apaleado y alerta,
Escucha esa música interior que te invita a flotar
Y disfruta de lo que se te ha dado
Y crea bondad
Para luchar contra tu demonio despechado y falto de confianza.

Esa aguja de mala saña empieza a matar y desbordar.