lunes, 28 de diciembre de 2015

Ególatras

Este país...
En el que la mediocridad es el plato fuerte,
En el que el esfuerzo mínimo está justificado,
Pero la queja por un buen trabajo es general.

Todo para después, para las cosas importantes,
La urgencia y lo formal regirán mi expresar
Mientras en mi escaparate usual me conformo con lo medio,
El cinquillo que me salva el culo de un fracaso.

 Y mientras tanto el esfuerzo verdadero se ve malgastado
Por condiciones adversas para arrastrados,
Mientras los mandamases se ahorran hasta el desayuno
Para ponerle algun litrillo más a su yate de verano,
O comprarse unos gramos o una fulana más.

No seré yo quien juzgue lo que hacen los que se bañan en pasta,
Tampoco quien menosprecie el esfuerzo mínimo de quien se queja,
Pues hemos sido maleducados en la abundancia
Y nos venden hipnosis mientras lloramos por no tener nada.

Este país malformado y maloliente,
En el que el más colocado inútil será mi jefe,
Mientras el valeroso irá encogiéndose,
Hasta conformarse con no crecer, complaciéndoles.

Estas máquinas que nos rigen y nos desmaterializan,
Este énfasis por secuestrar nuestras mentes
Y dejarnos llevar a un mundo en el que somos mejores,
Dejándo que una máquina gane el dinero por ti,
Obviando que el esfuerzo es para los débiles,
Menospreciando al listo de la clase,
Porque el mejor puesto es para los holgazanes.

Pero os digo que ante todo este anquilosado ambiente,
Aún quedan sueños para quien sabe buscarlos,
Para quien quiera sentirse realizado como sustento diario
Incansablemente optanto por ser preciso y eficiente
Aunque sea una lucha solitaria,
A contracorriente de este mundo a la inversa
Porque incluso entonces habrá motivos para dejar los lamentos morir
Y tal vez sea el empuje ante este moribundo y dormido lastre
Que somos todos mirando hacia nuestro centro de gravedad.

Y así como la anarquía trepó por estos versos,
Vuelven a brotar nuevas ideas y momentos muertos
Para revivir cualidades que enfatizar,
Para no mirar hacia lo ajeno y desearlo,
Enriquécete con lo que eres de verdad.

_Mey_