miércoles, 20 de mayo de 2015

Sendero de pobreza


Caminaste entre discursos apremiantes,
Descubriste una curiosidad desbordante
Por todo lo que está fuera de la norma
Y es atrayente hasta el punto de desubicarte.

Caminaste por pie ajeno pero sin ruedines,
Mas acabaste notando el sabor a sangre en los labios
Y la cicatriz en tu pecho atestiguaba tu fracaso inmaduro
Cuando el miedo no fue más que una excusa pobre.

Estable camino transitado y conocido,
Aún sin motivos para descubrir nuevos tesoros ocultos,
Esperando a dejar de esperar estar completa
Y tener una segunda vida de rebeldes locuras.

El camino de rosas no se hizo contigo,
Pero tampoco el de espinos es tu destino,
Mientras el erial de podredumbre personal alienta
A no sobresalir más allá de tu propia puerta.

Sin saber si esperar un apremio de otro foco,
Sin cerrar decisiones que creíste tomadas,
Sin avanzar desde los preliminares enriquecidos,
A medias abandonados en cajones pacientes.

Y el tiempo pasa
Y las lunas mueren
Y deseas sin fin,
Escuchándote ser humo
Entre tantos fantasmas,
Moribundos en su nicho
Con un asiento resignado,
Deseos apagados
Y recuerdos amargos de antaño.



_Mey_