domingo, 5 de mayo de 2013

Tensión



Malas fechas en las que cada alma suspira por un descanso 
y las hebras de su memoria se anclan en un pasado mejor y un futuro incierto.
Cualquier brizna es culpable de crear chispas dispersas o no
pero todo se haya en una intermitente tensión.

Malos hábitos acompañados de malas costumbres
que vagando en la paciencia dejan su peso en oro en la conciencia
mutándose en pólvora al menor pistoletazo ajeno
malviviendo un momento que antaño era ansiado y escaso.

Parece que no hayáramos forma de aguantarnos
hasta que la niebla se disipa y en un abrazo nos encontramos.
Mecha que emerge del infinito y calcina un deseo que ni era palpable
inminente, a la vista del avizor, al oído del cauto.

Las armas apiladas junto al calzado y las cadenas junto a las calzas
evocando sueños descontrolados que sólo podían ser tales
juegos de manos y murmullos entrecortados
condensación de vahos y fluidos naturales.

Y como si no cupiera en nosotros más sabor
y mirar hasta quemarse fuera cosa del pasado
nos encontramos presas del malgasto del tiempo
dejando que fueras la mano tras y sobre el cuerpo vivo.

Debiendo dinero al sueño y al físico
haciendo un pacto con el silencio y la intimidad,
volviendo a ser impulsivos chicos recién despertados
y besando un nuevo pacto sin terminal.








_Mey_

Imagen: "Condemned to Limbo", de Karol Bak