martes, 30 de junio de 2009

Temeridad encarcelada

Soy la sombra que atañe al rumor de tu rostro,
La que te arrebata el clamor de una risa
Y te regala al mismo tiempo un suspiro desdeñoso.
Soy la que no quieres ver cuando eres dichosa
Y de la que no puedes huir cuando te encierras.

Naces de mi espesa sensación de nerviosismo
Y la espera que arrojas al vacío me acaricia lasciva.
Mientras tus manos se niegan a seguir su camino
Una vez la veda ha sido abierta por su lengua viperina
Y no hayas placer de acabar con tu sufrimiento.

Trastornas en mí tu inocencia perdida,
Renegando de extrema conciencia y vacío.
Mas alimentándome creando en tí la duda
Y posibilidad de salir del cerco que se te ha creado,
Ahuyentando a los corderos, positivándolos en perversión.

Pues esa, tu cara informe y desperfecta,
Presta expresión inacabada y sacrílega,
Te la endulzo en tu comisura traviesa
Y la busco en tus alas de santita impresa.
Pues el cambio dio la vuelta a tu cabeza
Y el resto lo conciben tu elección y mi experiencia.



_Mey_

lunes, 22 de junio de 2009

Mundo animal... contaminado

Si recordáis la actualización anterior, plasmé las obras de un artista que mostraba la naturaleza incontaminada, sin el paso del hombre por ella. En este caso, Walton Ford nos muestra lo contrario. Una obra que tiene en principio todas las características de dibujos o estampas de estudio animal, pero con el aliciente de que tienen un detalle que las hace diferentes, ya sea para mal o para bien. En esta primera obra tiene un tinte algo cómico o cercano, como una comparación con nuestro entorno (coches en un cine o un campo, con parejas dentro, por ejemplo), pero en otras ocasiones juega más un papel crítico fuerte, que se puede ver a continuación:















_Mey_

miércoles, 17 de junio de 2009

Renacer

Como ayer, el sol se despierta

Araña el rostro y retoza mientras te desespera.

Como ayer, la música suena

Mis oídos saben escuchar y creer que escuchan.


Pero el canto tenue de esa sirena murió

Ahogada entre su propia felicidad

Mezclada con los desperfectos y la distancia.

El idioma ya no es el mismo y no sabe cantar

El andar recuerda un día y un lugar

Pero se han alejado de lo que conoce.


La caricia de esas uñas bien cuidadas,

La risa que otorgaba contagios repentinos,

Lo natural de un abrazo o de dar la mano

Se lo lleva un destino

Se lo lleva un camino distinto.


El mar frio no endulza tus escamas,

El cielo que observas no te deja soñar,

Y una pantalla electrónica no es tu objetivo

Para recrearte en un lugar que no es el tuyo.


Se desmorona a retazos un mundo adornado

Mostrará el presente recalentado

De un verano que acaba y empieza en tu renacer.







A mi sirenita eterna, mi salvación.





_Mey_


martes, 16 de junio de 2009

Las palabras que hablan por tí


De hombre a hombre


Debes aprender a brillar

en el punto ciego de sus ojos;
aquél que aún no sabe
si podrá llegar a verte
como parte de su vida.

También a vencer en cada guerra muda
que pueda librar contra sí misma
cuando las dudas carguen contra tí.



Hazle recordar aquellas noches
aún cosidas al Sol
por las primeras sombras embrionarias,
ténuemente cromadas
por añiles marinados y negros celestiales,
en esas horas en las que cuidabas de su piel
entre tu aliento,
ahogados por un placer sulfúrico
que tronaba en vuestras almas...


Sabes que ella no podría irse aunque quisiera,
y que tú no podrías tomar un desvío
lejos del camino trazado por sus curvas.


Sólo tiene miedo de sí misma,
a sentirse acorralada por su mente,
a mirarse en el espejo y ver que ya no está,
a que el futuro sea una baraja de cartas agrietadas.

Tiene que saber que, si llegan malos tiempos,
tú la escudarás entre tus labios;
que la enseñarás a destellar sobre lo adverso
con la fuerza explosiva de tu alma.



Así que confía un poco en ella,
en ésta al menos sí,
que fue quien se mantuvo cerca
cuando casi enloqueciste por los golpes de la vida;
cuando creías que hasta el viento te mordía,
quien te apoyó para poder arrancarle las alas
y remontar la vida junto a ella.
Porque tampoco eres perfecto.


Considérala como esa redención angélica
que se dejaron en la trastienda del Edén.


Si yo fuera tú, colgaría su retrato de las nubes,
no dudaría en buscar las coordenadas
que me devuelvan su sonrisa.
Cread el universo desde cero,
sacad aquellas emociones de la cárcel,
retomad un poco el punto quinceañero...


Sólo te pido que luches
como ella hizo por tí en su día,
porque más vale tropezar cien veces entre dos
y poder al menos sujetarse al consuelo de sus brazos,
que caminar por la vida de la mano de nadie,
terminar resbalando en tu propia soledad,
y, quizá, rompiéndote los dientes.














©The Watcher In Your Mirror (2009)

miércoles, 10 de junio de 2009

Muy lejos

Jamás reparas en socavar el significado de un sueño,
Pues se vuelve en contra y te muestro lo perverso.
Por más que cavo no logro escapar al llanto.

Y deseo volar muy lejos de mi mundo
Que el viento me acaricie el rostro
Mientras me desvanezco de tu pensamiento.

Volviendo a caer en lo real abro los ojos
Mil entradas mal abiertas
Sin muérdago a sabiendas
De que siempre fue mi deseo soñado.

Y miro al cielo de nuevo,
Deseando volar muy lejos de aquí,
Alejar con mi trayecto cada costra de humo negro,
Vaciándome de nubes contaminadas
Y dejándome arropar por la ilusión
De saber que vivo entre miles de fragmentos
Que me engullen y hacen renacer a cada expresión.













Suena: "So far away" de Staind











_Mey_