sábado, 28 de febrero de 2009

Entre sonidos discordes

No sé si será ese abismo de insociabilidad el que me hace odiarte.
Desconozco si alguna vez has ahondado en los lagos de tu ajena compañía,
Pero otorgar montañas de sal electrizante no es la cura
Para tapar charcos de futura simiente podrida
Que tal vez nunca lleguen a originarse.

No sé si en tu pasado sufriste la agonía de ser sombra resignada.
Dudo que hayas pasado noches en vela rezongando de pura impaciencia:
Considerando agua huidiza que se lleva tus años,
Bailando al sonido estridente de tus miedos y reclamos.

La dificultad de concebir normalidad y lucidez en mi mente abierta
Encuentra escombros y brumas cada vez que se adentra
En la supuesta veracidad de tus palabras y “consejos”,
En los supuestos permisos para un viaje más seguro y duradero.

Pero no sé si será ese abuso de maquina fotocopiadora
Lo que hace que despida a esas centellas que fueron mis ojos,
Acogiendo pasiva al terremoto que me patina en la conciencia
Y agachando el gesto hasta que la música se apague.

_Mey_

domingo, 22 de febrero de 2009



Incluso el más indefenso animal puede contener fuerza interior y usarla si se ve continuamente acorralado.
Y puesto que el mundo animal no está tan alejado del nuestro, ¿porqué no pensar lo mismo de nosotros?
Es necesario.

sábado, 14 de febrero de 2009

Por una vez

Pues por una vez que yo sepa, y por culpa de una peli ñoña pero buena (El curioso caso de Benjamin Button), creció la necesidad de hacer honor a este dia. No sé si habrá sido curiosidad o no, el caso es que decidí subir algo que acabé de sacar. Tocaba repaso de Camino, pero ya que por todos lados se grita amor, haré hoy algo para unirme a ellos. Por un dia...






Tú y tu curiosa forma de ser
Tú y tus manías locas por ser diferente
Por hacerme enloquecer a la vez que me desvives.

Si hubiera sido otra la forma,
Si hubiera sabido diferente ese momento,
O si se oyera diferente cada expresión...
No hubiera importado, volveríamos al mismo sitio.

La curiosidad se exprime
Porque seamos siempre impulsivos,
Altivos pero dependientes
A la hora de mostrar un miedo
O un “deseo no desaparecer del momento”.

Nos toca un momento inoportuno
En el que ser el mejor te lleva a un futuro prospero
Y tus fantasías en ocasiones te pueden frenar en seco.
Se nos lleva por delante el tiempo,
Se nos atropella sin miramientos.

Pero por encima de todo eres ese nudo,
Molesto pero nítido
De que aún siento aquí dentro,
De que no nieva desde hace siglos.

Aunque no vayamos lejos,
A pesar de que nuestros pies se vuelvan perezosos
O de que nuestras ambiciones sean dispares,
Esa sonrisa es lo único que deseo,
Las pupilas de un deseo incandescente
Y el abrazo de un final inesperado.


_Mey_

miércoles, 11 de febrero de 2009

ARCANO SINGULTO
La ventana pronuncia su retraso
cuando el desprecio evade la inercia
y la piedad deambula entre bramidos.
El pecado de las alcantarillas
sobre una dimensión tan despiadada
menciona la señal.
Desde las cejas del lunes extraviado,
ensombrecidos rumores
seducen al invierno.
Se arruga la melancolía
No hay nada más que estrellas
enquistadas en el sueño de la muchedumbre.
Como siempre, por ahí buscando suelo encontrar joyas como estas, algunos con libro y todo, os lo dejo aquí para que lo conozcaís.
Un saludo!

domingo, 8 de febrero de 2009

Dicen que el amor no exige
Y la suerte en lo ajeno no impera
Dicen que el amor no es simple
Pero es inocente y dulce en la primavera.
Dicen tantas cosas que crean burbujas etéreas
En la mente de los soñadores natos.

A veces llega el día en el que se te obliga a recelar
Despertar y mirar con más de un prisma.
Y es tanta la evolución que ya no sabes recular,
Entre la maleza que te fue pintada y te acosa.
Te susurra traidora que no confíes en nada
Que no prestes tu suerte al azar por una sombra.

Tan solo queda firmar con resignación:
Si el amor fue creación de la intrincada mente humana,
Si al ser impulsivo y espontáneo se nos puede acercar,
No pidamos simplicidad ni perfección
Puesto que ni nosotros lo podemos otorgar.

martes, 3 de febrero de 2009

No hay mayor que recordar los tiempos felices desde la miseria. Dante Alighieri.
El mundo, con sus halagos, es un ladrón que con mano cruel nos va robando las delicias que nos esperan en el cielo. Jacinto Verdaguer.